Badabun te recomienda

El escalofriante origen del día de San Valentín. No volverás a celebrar ese maldito día


¿Qué vas hacer este 14 de febrero? Da igual si eres soltero o tienes pareja, el chiste es que esta fecha no pasa desapercibida para nadie, días antes vemos por todos lados, corazones, tarjetas, globos, chocolates y enormes peluches en las tiendas, los enamorados escurren miel por las calles, no ven la hora de que llegue el día para sorprender a su amor, pero ¿De dónde viene el día de San Valentín? Desde niños conocemos el mes del romance, pero nadie nos dice que…



La tradición de esta fecha viene desde la antigua Roma, donde un gran número de personas alababan a sus propios Dioses, sin embargo, el cristianismo empezaba a tomar fuerza, los sacerdotes se empeñaban en que las personas se casarán por la iglesia cristiana, pues estaban en contra de que tuvieran más de una pareja a la vez. Lo cual no le parecía al emperador Claudio II ¿Por qué? Bueno el mandatario no quería que sus hombres se unieran a una sola mujer, pues consideraba que al casarse y formar una familia el hombre ya no era buen soldado, puesto que siempre quería estar en casa, así que se prohibió cualquier ritual cristiano. 




Sin embargo, el sacerdote Valentín fue uno de los rebeldes que siguió casando a escondidas, cuando el emperador se enteró de tan atrevido acto, mandó a detener de manera inmediata al sacerdote. Mientras estuvo en prisión, el padre Valentín intentó hacer cambiar de opinión al teniente de su celda, pero él sólo se burló del cristianismo. E inclusive le dijo que si su Dios era tan milagroso, que curara a su hija, la cual era ciega. 


Sorprendentemente el padre aceptó, todos los días la joven iba a la celda de Valentín y rezaban por horas, como un verdadero milagro después de unas semanas la chica recuperó la vista...Pero tanto Valentín como ella ya estaban completamente enamorados. Los dos sabían que la condena estaba escrita, no había nada que cambiara la opinión de los altos mandos, así que aquel 14 de febrero del año 269, el castigo para Valentín se llevó a cabo. La noche del 13 de febrero el sacerdote hizo una carta para su amada, en la que le decía cuánto la amaba, que no se preocupara, pues él iría con Dios, despidiéndose con un “Tu Valentín” al final. 


El camino de la celda a la zona de fusilamiento fue trágica, Valentín salió con la frente en alto, sin embargo, bajo esa sotana, estaba un alma lastimada, lágrimas corrían por su rostro lentamente, después de haber unido a tantas parejas en nombre del amor, de manera inesperada, la vida lo sorprendió y tras las rejas aquella mujer se había robado su corazón, pero ya era muy tarde, en un par de minutos estaría del otro lado. 


Lo pusieron al centro de aquel terreno baldío, decenas de soldados romanos a su alrededor, como si estuvieran con el peor de los criminales, lo golpearon hasta romperle los huesos, pero eso sólo fue el comienzo. Ahora aquella mujer ciega, pudo ver como torturaron al hombre de su vida.

Inició el apedreamiento, la sangre le cubría la cara y poco a poco su respiración se esfumó, ni siquiera tenía fuerza para mantener la cabeza en su lugar, cuando vieron que ya no podía más, entonces lo decapitaron. 


Desde ese día la familia de la chica empezó a seguir el cristianismo y este sacerdote se convirtió en un santo, que hasta nuestros días es el mayor representante del amor.  ¿Increíble no? No todo es color de rosa.

Recomendados
Quizzes
Recomendados
Publicidad