Badabun te recomienda

Último secreto de Hitler fue descubierto. Era más maldito de lo que pensábamos…


Sin duda la Segunda Guerra Mundial es uno de los sucesos más escalofriantes en toda la historia, fue el periodo que cobró la vida de millones de inocentes, hombres, mujeres y niños murieron durante el enfrentamiento. Fueron sometidos a fuertes torturas y a muchos los utilizaron para realizar experimentos. 


En ninguna otra etapa la vida había valido tan poco. Todos sabemos que el dictador más cruel de todos los tiempos ha sido Adolf Hitler, en compañía de su ejército dominó al mundo con tanta violencia hasta esclavizarlo. 



Los nazis decidieron esconder  la prueba de todos sus abusos para que no pudieran culparlos. 

Sin embargo, no fueron tan cuidadosos, a continuación te diremos uno de sus mayores secretos…

Actualmente un grupo de investigadores realizó un hallazgo de un nuevo campo que utilizaban los nazis para exterminar, su nombre es Sobibor, el cual les recordó a estos expertos la maldad que había en ellos. 

El primer país que Alemania invadió y conquistó fue Polonia, justamente el lugar que Hitler eligió para sus actos más despiadados. Entre ellos Auschwitz y Treblinka. Pero ninguno fue tan horrible como el Sobibor. Aquí se creó la Operación Reinhard, que su principal objetivo era eliminar al enemigo. Fue el asesino de más de 2 millones de personas. Llevaban a los judíos con engaños para condenarlos a muerte.

Sin embargo, cuando el final de  los nazis se acercaba, no querían que se supieran sus crímenes. Así que prendieron fuego a todos sus campos de concentración y taparon las tumbas con hormigón. Prácticamente sepultaron a Sobibor y no había rastro de él, pero al final todo se sabe. 

Los científicos revisaron el lugar a detalle, ellos querían descubrir lo que realmente ocurrió, hallaron cerraduras y llaves antiguas de las celdas de los presos, a simple vista no impactan lo suficiente pero su significado en la historia es grandioso. 


Uno de los más misteriosos es un anillo que dice: ¨He aquí, que son consagrados a mí¨. 


Pero lo preocupante fue que…


Había un sinfín de restos humanos, en lo que llamaron fosas familiares. Los investigadores de Hitler encerraban a familias juntas en la misma cámara de gas, para ver cómo actuaban los padres al ver como sus hijos morían lentamente. 




Uno de los cuerpos que encontraron estaba enterrado boca abajo y curiosamente tiene una herida de bala. Había sido asesinado por la espalda. 


También había decenas de ladrillos que formaban las cámaras de gas. 


Otro de los grandes hallazgos fue un pozo, que era una salida que utilizaban los prisioneros para escapar, sin embargo, pocos fueron los que lo lograron. 


Gracias a la investigación después de tanta crueldad estos muertos por fin tuvieron una digna sepultura.



Recomendados
Quizzes
Recomendados
Publicidad