Badabun te recomienda

Perdió el 75% de su visión debido a este juguete que muchos compran en navidad…


El Siglo XXI, una época donde muchos de los valores, el cariño y el afecto que le puedes demostrar a una persona especial es sustituido por un sinfín de objetos materiales, pero ya sea en navidad o en un cumpleaños es cuando extrañamente las familias se juntan para festejar hasta que llega el momento más esperado de todos: abrir los regalos. Pero no todo es color de rosa, debes prestar muchísima atención a los regalos que escoges porque posiblemente les podrás hacer más daño del que crees a los pequeños, así como pasó con este pequeño, el cual cambió totalmente su vida gracias a un regalo.



Los primeros años de vida siempre estás a la espera de tu cumpleaños, ese día donde te llenan de regalos y felicitaciones; justo así le ocurrió al pequeño Damián Gastélum quien cumplía 8 años y obviamente sus padres le habían prometido un regalo súper especial.




Todo marchaba normal, diversión, comida, pastel y ¨Las Mañanitas¨, ¡era la hora de abrir los regalos! Ese ansiado momento, quitaba el papel para envolver rápidamente y sacó una tableta inteligente, todo era felicidad, brincaba de un lado a otro y corrió a abrazar a sus padres para darles las gracias.

Desde ese momento todo cambió, no es complicado que a esa edad se despierte una adicción a estar frente a una pantalla, ya no salía de casa, dejaba a sus amigos, sus calificaciones comenzaron a bajar, pero eso no era lo que más preocupaba, sino que el niño tallaba mucho sus ojos y los padres pensaban que era algo normal por pasar tantas horas en su tableta, pero fue hasta meses después cuando le tomaron la seriedad debida…




Nunca se imaginaron que ese especial regalo vendría con un defecto en su fabricación. En una de las ranuras alrededor de la tableta estaba comenzando a salir cristal líquido, mismo que tienen todos los aparatos electrónicos, y cayendo en sus manos comenzaba a frotar sus ojos con este compuesto al que resultó ser muy alérgico.

Los padres decidieron llevarlo a un médico, los especialistas se dieron cuenta de inmediato de la reacción alérgica del pequeño Damián, sus ojos estaban tan rojos que apenas podía ver. Era muy tarde, ya había perdido el 75% de la visión de sus ojos y la única solución era un trasplante de córnea, que aunque resultaba muy riesgoso por tener menos de 12 años y seguramente su cuerpo lo rechazaría, pero debían intentarlo.

Lamentablemente, y como era de esperarse, no pudieron hacer nada por el pequeño, su cuerpo rechazó el tejido de la córnea y ahora tendrá que iniciar una vida prácticamente sin visión, enfrentarse a una dura realidad que no está hecha para personas con discapacidad, pero aún así tiene la esperanza de que en un par de años más pueda volver a someterse a una cirugía para volver a ver, todo esto gracias a un regalo que no resultó ser tan especial como lo imaginaron.

Recomendados
Quizzes
Recomendados
Publicidad