Badabun te recomienda

CUIDADO! Arruinó su vida por este estúpido error que todas las mujeres cometen…


Es común ver en las redes sociales, sobre todo en Instagram, los perfiles de hermosas chicas que lucen en cada fotografía un cuerpo espectacular, maquillaje perfecto y un rostro bello. Se idolatra tanto a estas jovencitas que los hombres desean una chica así, y las mujeres ambicionan tener esa vida. 


Ésto se ha vuelto muy común, un ejemplo de estas famosas chicas de Instagram, es la modelo de fitness Cheyann Clark, una hermosa rubia con curvas perfectas, tenía sólo 23 años y ya era una de las chicas con más seguidores en esta red social, había dedicado toda su energía a mejorar su aspecto y no se preocupaba por nada más. 


A través de los medios, la chica recibía invitaciones a diario, le hacían cumplidos por sus tatuajes y las poses provocadoras que lucía en su perfil, pero un pequeño error, acabó con su estilo de vida… 



Cheyann  no quería perder todo lo que tenía, ni su trabajo como modelo, ni sus metas de sobresalir en su carrera, así que decidió comenzar a tomar pastillas anticonceptivas, pensó que nada malo pasaría, pues muchas chicas lo hacen para cuidarse.


Pasaron los meses, y todo parecía ir normal, su vida siguió y cada día tenía más seguidores, pero un día sin esperarlo, un dolor muy fuerte recorrió su vientre, la chica no sabía lo que ocurría, pero cuando fue al médico, lloró de rabia, pues el médico le dijo que tenía cáncer en el ovario. 


Todo esto fue provocado por los anticonceptivos que la chica había tomado sin receta, ya que cada píldora es diferente, y los médicos deben hacer estudios antes de recomendar cual es mejor para cada mujer. Lamentablemente Cheyanne había escogido unas pastillas muy agresivas para su cuerpo, lo cual desarrolló la enfermedad. Fue así como su vida cambió por completo, ya que fue sometida a quimioterapia de inmediato. 



La chica tuvo que dejar de lado su trabajo, se olvidó del ejercicio y se mudó con sus padres nuevamente, pues no podía cuidarse sola. Además tuvieron que programar una cirugía, la cual dejó una enorme cicatriz en su abdomen, la chica estaba irreconocible. 

“Mi vida cambió tan rápido que ni siquiera tuve tiempo de asimilarlo” dijo la chica, “...un día me vi en el espejo, como siempre lo hacía antes de la enfermedad y no me reconocí. Caí al suelo y me puse a llorar como niña, pensé que mi vida había acabado” 


Pero como todo en la vida, las cosas malas deben tomarse como retos o lecciones de las cuales siempre podemos aprender algo sobre nosotros mismos; la lección de Cheyann fue muy dura, pero gracias a su familia, ha ido mejorando día con día. 

La enfermedad se ha convertido en un reto que la chica está superando y enfrentando no con el llanto de una niña, sino con la fuerza de una mujer. 


Ahora, la chica ha vuelto a las redes sociales, para que su historia inspire a más personas, demostrando que no importa que tan bajo caigas, siempre es posible ponerse de pie, sin duda nos ha enseñado muchas cosas, el peligro de automedicarse, que no todo será perfecto siempre, pero sobre todo, que nada es más fuerte que la voluntad de salir adelante. 

Definitivamente, esta chica es una inspiración.

Recomendados
Quizzes
Recomendados
Publicidad