Badabun te recomienda

6 errores que las mujeres cometen durante su periodo. Ya no hagas el ridículo



Las chicas siempre tratan de cuidar el más mínimo detalle, mantener un aspecto impecable, tener la ropa perfecta, el cabello peinado y retocar el maquillaje. Pero… ¿Y tu zona íntima? hay veces que nos enfocamos tanto en la apariencia que descuidamos detalles en nuestra salud que son básicos. 

Un ejemplo muy importante de ello es cuando estás en ¨esos días del mes¨, hay cosas que siempre has hecho, y seguramente no es porque quieras afectar tu salud, sino porque nadie te ha dicho que está mal. 

Pues para que no pases ninguna vergüenza, ni pongas en riesgo tu ¨tesorito¨, te recomendamos que dejes de hacer estas 6 cosas ¡Desde YA!

1.- Guardar en el baño las toallas íntimas

Obviamente es por comodidad, para poder tomarlas fácilmente y no tener que dar vueltas a la recámara. Pero el baño es un lugar donde hay mucha humedad, además cuando te duchas, el vapor caliente propicia que se dañe el empaque de las toallas sanitarias y se generan bacterias y hongos. ¡Eso te lo pones ahí abajito! Así que de ahora en adelante, guárdalas en un lugar seco y fresco, puede ser en tu recámara, o en un almacén lejos de la humedad. 

2.- Abrir el paquete y no usarla de manera inmediata

El empaque de tu toalla tiene un propósito, y ese es evitar que le caigan bacterias del ambiente, polvo y suciedad. Si la abres y no la usas de inmediato, quedará expuesta a todos estos gérmenes, si ésto pasa, será mejor que uses una nueva ¡Cuídate amiga! Recuerda que es la parte más delicada de tu cuerpo.

3.- Guardar en la bolsa

¿Qué es lo que guardas en tu bolso? Las llaves de la casa, cosméticos, dinero y a veces hasta comida ¿Si o no? Así que las toallas quedan expuestas a todos esos gérmenes, muchas veces esto te puede provocar una molesta infección. 


Te aconsejamos que para transportar tus toallas íntimas, las guardes en una bolsa de plástico sellada y así evitarás que entren en contacto con la suciedad y las bacterias.

4.- No lavarte las manos

Para evitar que alguna bacteria entre en contacto con tu parte íntima, debes lavar tus manos ANTES y DESPUÉS de asear esa delicada área. Es mejor usar un jabón desinfectante para que elimine los gérmenes por completo. 

5.- Uso de toallas sanitarias con olor

Los aromatizantes que utilizan para perfumar las toallas íntimas tiene químicos que alteran el balance natural de tu piel y fluidos en esa parte tan delicada. Así que ya sabes amiga, trata de escoger toallas que sean de algodón y con el aroma más suave o sin olor.

6.- Cambiarla hasta que esté completamente húmeda

¡Es el peor error! además de súper peligroso, pues nunca debes usar la misma toalla durante más de cuatro horas. Esta zona es tan delicada que debe estar bien aseada para evitar hongos e infecciones, recuerda la humedad es la peor enemiga de esta delicada área.

¡Cuiden su salud chicas! Comparte con tus amigas, para que no cometan los mismos errores.

Recomendados
Quizzes
Recomendados
Publicidad