Badabun te recomienda

El mayor secreto del Vaticano es revelado. Nos mintieron por más de 2 mil años


Muchas veces vemos cosas en las películas que realmente nos asombran y pensamos que si tan solo fueran reales la vida como la conocemos sería MUY diferente, pues ¿Qué crees? Muchos científicos aseguran que los viajes en el tiempo son una maravilla que según la física es posible ¡Uff!


Pues la iglesia si cree en esto ¿Qué? Ajá, tal y como lo oyes, a pesar de que la iglesia es considerada anti ciencia la verdad es que esta tiene departamentos especializados en la investigación y en el desarrollo de nuevas tecnologías. Los científicos encargados de perfeccionar esta máquina del tiempo son el sacerdote Benedictino Marcello Pellegrino Ernetti, Enrico Ferni y Wernher Von Braun quienes le llaman al artefacto como “cronovisor”. Este permite ver imágenes del pasado, no importa cuánto tiempo haya pasado, si solo unos días o miles de años. A parecer nos han engañado por muchos años ya que la iglesia si cree en los conocimientos de la ciencia y desde su creación pretende lograr que esta máquina funcione.



Este plan surgió desde los inicios de la propia física, ya que afirma que todos los objetos dejan un rastro, que se muestran como ondas visuales y sonoras que se transforman en energía en lugar de desaparecer. Es por eso que es posible viajar al pasado, solo necesitan adaptar el cronovisor para que pueda funcionar.  

Aunque la iglesia lo ha negado todo sin embargo diferentes medios han expresado esto dentro de sus páginas “El Cronovisor del Padre Ernetti; La creación y desaparición de la primera máquina del tiempo” por Peter Kassa”, se confirmó que el padre Ernetti dio a conocer su invento a un periódico italiano en 1972, en verdad ya había pasado mucho tiempo desde que lo había inventado. 




En el libro de Peter Kassa un familiar cercano al padre dice que justo antes de que Ernetti Muriera le confesó que el Cronovisor había sido robado por El Vaticano, el Papa en aquel entonces era Pío XII quien pidió que el invento fuera llevado a la Santa Sede como “secreto de estado”


Ernetti tenía contacto con algunas personas en Japón a quienes enviaba cartas informando sobre los avances en la construcción del cronovisor, algunas fuentes aseguran que en una de sus cartas  envió los planos del este artefacto. En vida el padre aseguró haber utilizado esta máquina para ver la aniquilación de Sodoma y Gomorra, la crucifixión de Cristo, los discursos de Hitler y otros eventos históricos de gran importancia. Marcello Pellegrino Ernetti murió en 1994.
Recomendados
Quizzes
Recomendados
Publicidad