Badabun te recomienda

Mira cómo luce hoy el niño más gordo del mundo. Esta es la dieta que usó


Un niño de Indonesia de tan solo 10 años de edad, de nombre Arya Permana, llegó a pesar hasta ¡195 kilos! Algo que comenzó a preocupar, porque definitivamente no podría llevar una vida normal sin poder caminar, sin ir a la escuela y mucho menos salir a jugar con sus amigos. Una vida condenada a una muerte prematura.



Sus padres, de manera un poco tardada, comenzaron a preocuparse por la salud y el aspecto de su hijo y pensaron que en cualquier momento podría sufrir de un infarto o que la presión alta lo llevaran a estar en coma. Sus padres hicieron hasta lo imposible por hacerlo bajar de peso, sin embargo estos esfuerzos no dieron resultados y tuvieron que ir con un especialista.

Arya se sometió a una dieta sorprendente y ha bajado el peso suficiente para poder caminar e ir a la escuela como cualquier otro niño. 


La dieta que hizo te sorprenderá:

Desayuno:

Una taza de cereal, ya sea de arroz, trigo o avena, acompañado de una taza de leche. Además, una taza de fruta.

Colación 1

1 yogur natural (la medida estándar del que venden para tomar o media taza) 

Comida

Comer 100 gramos de carne, 3 verduras (calabaza, tomate, chayote, betabel, brócoli, pepino, lechuga o zanahoria), además de una fruta. 

- Estrictamente a la semana comer 3 días pescado, 2 pollo y 2 carne roja, la carne la puede sustituir por una lata de frijoles cocidos o lentejas.


Colación 2

1 fruta

Cena-opción 1

1 sandwich sin jamón ni cualquier otro embutido, solo pan integral con alfalfa, aguacate y queso fresco.

Cena-opción 2

Un plátano con un vaso de leche.

Cena-opción 3

Media taza de yogur natural regular.

Las observaciones del médico fueron bastantes específicas:

1.- Las frutas que consuma deben ser bajas en azúcares, como la toronja/naranja, manzana, piña, melón o pera. 

2.- Tomar al menos 2 litros de agua por día, ya sea natural, de jamaica, piña o de limón (sin azúcar). 

3.- En caso de tener hambre entre comidas, puede comer todo el pepino que quiera, solo con limón y muy poca sal. 

Era tanto el sobrepeso de Arya que tenía prohibido hacer ejercicio hasta que bajara 10 kilos. Sus padres aseguran que las primeras dos semanas fueron una tortura para su hijo, pues no se acostumbraba a las porciones de comida.


Después de dos meses de dieta y habiendo bajado 10 kilos, los médicos le permitieron hacer 45 minutos de ejercicio diario, ya sea corriendo o caminando. Esta dieta elimina todos los carbohidratos, especialmente las harinas y aumentó la fibra vegetal en su cuerpo, además de hacer algo que nunca había hecho en su corta vida, ejercicio.


Arya tiene un largo camino por recorrer todavía, necesitará de mucha fuerza de voluntad y los médicos aseguran que su peso normal lo podrá alcanzar en un año.
Recomendados
Quizzes
Recomendados
Publicidad